Música cinematográfica: bandas sonoras que ayudan a crear recuerdos inolvidables

Hoy en día no podemos concebir una película sin banda sonora. Actualmente, todas las películas tienen música cinematográfica que suena a lo largo de las escenas, que enlazan secuencias de escenas y que nos ayudan a comprender e interpretar cómo se puede sentir un personaje en un momento determinado o reconocer un momento de suspense, terror o romance, entre otros.

¿Qué es una banda sonora?

Se denomina banda sonora a la música cinematográfica compuesta especialmente para el cine. Este tipo de música desempeña una doble función: reforzar el significado de las ideas que, por sí solas, las imágenes no son capaces de expresar y, a su vez, establecer un vínculo narrativo continuo en el discurso cinematográfico, contribuyendo a dar credibilidad a la acción.

Las bandas sonoras “sonorizan” las imágenes y con ello se consigue transmitir al espectador el paisaje sonoro que da credibilidad a una escena. Es muy habitual que se utilice el término banda sonora original (BSO) para referirnos únicamente a la música que se utiliza en una película, ya que es la parte sonora con más interés.

la-importancia-de-una-buena-sonora-en-el-cine

¿Sabes cuál fue el origen de las bandas sonoras en el cine?

En 1908 nace la primera banda sonora original en la Historia del Cine. Nace especialmente para reforzar la expresividad de determinados pasajes de una película. Los encargados en crear bandas originales para las películas El asesinato del duque de Guisa y Stenka Razin fueron los compositores Camille Saint-Saëns y Mihail Ippolitov-Ivanov.

En 1914, se producen cuatro películas con un fondo musical creado para ellas con la participación del músico J.K Breil. Un año después, ya son diez las películas que cuentan con música específica para ellas creadas por el mismo. Es a partir de estos momentos cuando se generalizan las composiciones de música cinematográfica, contando cada estudio con sus propios compositores.

Esto se consolidaría en las décadas posteriores. A partir de los años treinta, los grandes estudios cinematográficos tenían departamentos musicales completos. En 1933, con la película King Kong, Max Steiner demostró lo que se podía llegar a hacer con una partitura original totalmente sincronizada con las imágenes.

Entre las décadas de 1930 y 1940 los compositores empezaron a crear música para películas que procedían de distintas áreas de la composición musical. Desde la comedia musical de Broadway hasta la ópera. Numerosos compositores de música clásica como Malcom Arnold o Aaron Copland harían importantes contribuciones en este campo..

Los años cincuenta suponen el dominio absoluto de Alfred Newman y Bernard Hermann junto con Orson Welles. También surgieron otros autores procedentes de la música ligera y el jazz.

A mediados de la década, el gran público comenzó a tomar más en cuenta la música de las películas. Un cambio de actitud que los estudios rentabilizaron animando a sus compositores a escribir temas vendibles, melodías y canciones que pudieran editarse en disco. Por ejemplo, una de ellas fue la canción Moon River de Johnny Mercer y Henry Mancini para Desayuno con diamantes en 1961.

A todo esto, contribuiría una mejora técnica de los sistemas de grabación sonora que se haría evidente en los grandes films épicos de aquellos años.

Elementos que forman parte de una banda sonora cinematográfica.

El tema de inicio se corresponde a la música que acompaña a los títulos de créditos iniciales, por lo que, si estos títulos vienen precedidos de imágenes y música, esta música no sería, en principio, un tema inicial salvo que comenzara antes de los créditos y se desarrollara en los mismos.

La músca de fondo o indicental es aquella que, por definición, no es diegética. No proviene de fuentes naturales, sino abstractas. El espectador no puede reconocer su lugar de procedencia y los personajes no la escuchan. No tiene sentido realista y se ubica en lugares tan inconcretos como el ambiente, la psicología o las emociones de los personajes. Su duración no responde a criterios de exactitud, sino que se prolonga en función de las necesidades de cada escena pudiendo interrumpirse y reanudarse mucho tiempo después.

La música de cierre se corresponde a la música que acompaña a los títulos de créditos finales. Por lo que, si en estos títulos no se insertase música, la última música que sonase en la película no se consideraría un tema final. Eso sí, el tema final puede comenzar antes de los créditos finales y desarrollarse en los mismos. Puede ser diferente, idéntico o una variación del tema inicial.

Referencia musical en forma de breves notas, conocido con Leitmotiv, que tanto puede ser independiente, derivada o derivante y que consiste en un motivo musical o fragmento relacionado con algo concreto y exclusivo.

El diálogo es el cuerpo comunicativo del guion de cine y televisión y sirven para que los personajes interactúen entre sí a no ser que se trate de un diálogo interno. En él, se pone un énfasis especial en el aspecto coloquial del habla de cada día. La función principal del diálogo cinematográfico es proporcionar la información que no se consigue mostrar con la acción propiamente dicha.

Sonidos externos que se graban independientemente al film y se añaden en el proceso de postproducción. Añaden volumen e intensidad para que, por ejemplo, el impacto de una acción sea mayor.

¿Cuáles son las funciones de una buena banda sonora en las películas?

Sirve de refuerzo o de intensificación de diferentes momentos. Puede llegar a sustituir diálogos innecesarios y actúa como un contrapunto de las imágenes. Se integra en el tono general, dramático y estético de la obra cinematográfica.

Sostiene la estructura de la narración dando un sentido de continuidad a la película. También sirve en muchas de fondo neutro ocasiones para rellenarlos pasajes vacíos y unificar el montaje de las distintas escenas.

bandas-sonoras-que-traen-recuerdos-inolvidables-en-el-publico

 

Ayuda a influir sobre los sentimientos y emociones que el espectador experimenta a lo largo de la película, modificando el sentido de la imagen o anticipando una situación determinada. Crean un efecto psicológico determinado. La música refuerza la acción de la pantalla cargando una escena de tensión, de alegría o de tristeza para acercar la emoción de los personajes al espectador.

La música amplia y explica la imagen en el sentido más emocional. Ayuda a crear y reforzar determinadas atmósferas para dar una sensación de realidad al espectador en determinadas escenas y situaciones. Las bandas sonoras también ayudan a crear la atmósfera adecuada al desarrollo de la acción. Los compositores adaptan la música a la época y al contexto de la película.

Tipos de bandas sonoras que existen en el cine

Banda sonora óptica en el cine

Es aquella que se une al sentido de la vista. Distintas intensidades de luz se convierten en impulsos eléctricos creando el conjunto de la banda sonora integrada en la película cinematográfica.

Las banda sonoras de tipo magnético

Una o varias bandas de grabación magnéticas discurren por los bordes de la tira de la película. Al ser leídas por un aparato en sincronía con la proyección, se generan los sonidos igual que lo haría un lector de cassettes.

Bandas sonoras digitales

Se trata de aquella que usa los nuevos sistemas de reproducción de sonidos digitales sobre la pantalla, que obligan a la utilización de distintos estándares de codificación para la reproducción del sonido. Algunos de los sistemas de reproducción de audio digital son MIDI, WAV, MP3 y OGG entre otros muchos.

La importancia de una buena banda sonora para convertir una película en una experiencia inolvidable.

La audición es uno de los sentidos más complejos y su vía comunica con numerosas áreas cerebrales. Entre ellas, se la relaciona con el sistema límbico relacionado con el procesamiento emocional. La música libera dopamina e induce cambios fisiológicos en nosotros de la misma manera que lo hace cualquier estímulo emocional.

La música despierta recuerdos porque tiene la capacidad de traer aquellos que están relacionados tanto con el contenido de la letra de la canción. Tiene la capacidad de transportarnos a momentos y hacernos revivir emociones y sensaciones.

Para muchas personas es imposible entender el cine sin música. Un gran número de películas se han hecho inmortales gracias a sus BSO o sus hilos musicales. Star Wars, Lo que el viento se llevó, Psicosis y un largo etcétera.
Las bandas sonoras de las películas tienen el poder de conmovernos, sacarnos una sonrisa, perturbarnos o hacernos llorar.
Por eso, en gran parte, el éxito de algunas películas míticas está estrechamente ligado con su banda sonora.

A través de las BSO, los compositores son capaces de introducir en los espectadores un estado emocional específico: miedo, tristeza, tensión etc.

Las bandas sonoras enriquecen la experiencia del espectador en el cine. Genera emociones, despierta recuerdos y, en buena medida, guían a lo largo de la historia de la película. La música es un arte de posibilidades infinitas que se multiplican si las combinamos con el universo cinematográfico.

las-mejores-bandas-sonoras-de-cine-con-FSO

La mejor música de cine en la Film Symphony Orchestra

FSO es una orquesta pionera en España en la interpretación de las mejores bandas sonoras del cine. En el Tour 2019-2020 hemos podido disfrutar de la banda sonora de Avengers: Endgame, Piratas del Caribe, Jurassic World, Aladdín, Amelie, Interstellar y muchísimas más.

Con más de 80 músicos, nuestra orquesta sinfónica ha viajado desde 2012 por los principales auditorios del país. Este proyecto, ideado y liderado por Constantino Martínez-Orts, ha sido un auténtico éxito para la música de las bandas sonoras de cine.

Nuestra orquesta tiene la magia de transportarte a estas míticas películas a través del sentido del oído y despertar todo tipo de emociones durante los espectáculos. La recompensa, el cariño de los fans y los innumerables ‘Sold Out’ que acumulamos durante nuestras giras.

en_GB
es_ES en_GB